CASA CURUXA

Casa Rural Galicia Curuxa

En lo alto de la finca se encuentra Casa Curuxa. Una casa de piedra del siglo XVIII, con una gran lareira, rodeada de árboles  y muy cerca de la piscina.

En la planta baja, la falta de divisiones ofrece un espacio amplio que produce una sensación de bienestar y confort. Por un lado tenemos un salón, en el que destaca una gran lareira a doble altura, perfecta para amenizar las veladas. Al otro lado, la cocina y el comedor. Y en un rincón, un aseo.

En la primera planta, dos habitaciones dobles,  una con cama de matrimonio, la otra con dos camas y en medio de ambas, un amplio y completo cuarto de baño.

El ático es una preciosa y grande habitación con baño y balcón con vistas al mar; a un lado está la cama, al otro un saloncito con vistas al mar y sofá-cama y separando los dos ambientes, está el baño.

Casa provista de: dos baños, aseo, cocina completa (con inducción, horno, microondas, nevera, congelador, lavavajillas y lavadora), calefacción por suelo radiante, tv, secador de pelo y productos de acogida.

*Se admiten mascotas

RESERVAR